Login campus virtual

login usuarios registrados

Si usted no es usuario registrado de nuestro portal, acceda a la página Hágase Socio ahora para darse de alta.

Gas

Sector Gas

(Fuente: Asociacion Española del Gas - SEDIGAS)

1. Consumo de gas natural

En 2020 el sistema gasista español ha operado con total normalidad, flexibilidad y eficiencia, a pesar de las condiciones extraordinariamente adversas a causa de la pandemia de la COVID-19. Se ha prestado con normalidad un servicio esencial, garantizando la seguridad y el correcto funcionamiento de sus infraestructuras y del Sistema Gasista español. La red gasista ha funcionado en máximos de disponibilidad técnica y comercial.

Durante estos meses, el sector gasista ha trabajado intensamente para garantizar el suministro de gas a todos los hogares españoles y ha llevado a cabo iniciativas solidarias que desde el primer día han hecho evidente el compromiso del sector gasista con toda la sociedad en el contexto de la crisis sanitaria.

Este ha sido un año marcado también por la entrada en vigor, a partir del 1 de abril, de una nueva regulación, que implica otra forma de entender el acceso a la capacidad del Sistema Gasista español: el tanque virtual de balance, que aglutina la gestión de las seis plantas de regasificación españolas y virtualiza su almacenamiento en un único punto. Este hecho facilita a los usuarios su gestión comercial y dota de mayor flexibilidad y liquidez al sistema de plantas de regasificación españolas. Esta nueva regulación se ha implantado con éxito en una situación de excepcionalidad motivada por la pandemia mundial de la COVID-19, cumpliendo con la hoja de ruta establecida por la CNMC.

En términos globales, la demanda de gas natural en el mercado nacional alcanzó la cifra de 360.030 GWh, 30,8 bcm, al finalizar el año 2020, representando una disminución del 9,6% respecto al año 2019 en un contexto adverso provocado por la crisis sanitaria COVID-19. Respecto a la demanda de los ciclos combinados disminuyó en un 20,7 % con respecto al 2019, supone el segundo valor más alto desde 2011, sólo inferior a 2019, año de gran crecimiento en las entregas de gas para la generación de electricidad. La demanda total decreció un -1% en la etapa pre- COVID-19 frente al mismo período de 2019, mientras que decreció un -11% en la etapa de impacto COVID-19 frente al mismo período de 2019.

Dentro del mercado convencional, según nuestras estimaciones la demanda del mercado doméstico comercial ha disminuido un 6,2% con respecto al 2019, a nivel de temperatura, 2020 es considerado como un año normal, con temperaturas más frías en los meses de marzo, junio, agosto, octubre y diciembre y más cálidas de lo normal el resto de los meses.

En cuanto a la demanda industrial, está representa alrededor del 61% del consumo total de gas natural, alcanzó los 219 TWh, en torno a un 5,1% inferior al año anterior. Los mayores descensos se han dado en la industria metalúrgica (-8%) textil (-10%) y papelera (-13%)

Ciclos combinados
La demanda de gas natural para la generación de electricidad decreció en 2020 alrededor de un 20,7% con respecto al año pasado, hasta alcanzar 88.196 GWh, lo que supone la segunda cifra más alta desde 2011.  En 2020 ha habido una mayor participación de las fuentes renovables en generación con un incremento del 38% de la energía solar y un 26% de la producción hidráulica.

La industria continúa siendo el primer consumidor de gas en nuestro país, con un 61%, seguido de las centrales eléctricas de ciclo combinado (24,4%) y del sector doméstico-comercial (13,6%).

En 2020 el hueco térmico ha disminuido notablemente (-30%) a lo largo del ejercicio debido a la alta producción de las energías renovables.
Los ciclos combinados continúan demostrando su valor como garantes de la estabilidad del sistema eléctrico, y como complemento de las renovables en momentos que experimentan un bajo funcionamiento. Las características técnicas de estas centrales favorecen su entrada en operación de una manera casi inmediata, ante cualquier interrupción de las energías renovables. Además, sus características, tanto ambientales como económicas, la convierten en la tecnología tradicional más eficiente.

Demanda doméstica
La demanda doméstica se ha visto condicionada por la pandemia y la climatología de 2020, provocando un descenso de -3,7 TWh, según datos de Enagás-GTS

Europa
El comportamiento del mercado gasista español en 2020 sigue la línea de Europa, con decrementos del -1,7% en Portugal, -7,8% en Italia, un -6,3% en Francia y un -5,5% en UK. La demanda para generación eléctrica disminuye igualmente en todos los países: Italia -12,7%, Francia -11,1% y, Reino Unido -1,6%.

2. Expansión del sector

La expansión del sector gasista español se manifiesta, tanto en la evolución de las variables más significativas (inversiones, kilómetros de red, gasificación de nuevos municipios, etc.), como en la búsqueda de nuevos segmentos de mercado con potencial de crecimiento como es en la movilidad, tanto terrestre como marítima.

Movilidad y calidad del aire
Otra de las noticias destacadas del año ha sido el gran avance experimentado por el parque de vehículos de gas natural que cerró el año con 29.493 unidades, un 29.3% más que en 2019. Se trata de una muestra más de que el gas se está consolidando como la opción económica y ecológica, especialmente para el transporte profesional de mercancías y pasajeros. La amplia gama de modelos disponible, el precio del combustible, las autonomías de los vehículos y los tiempos de repostaje similares a los de los combustibles convencionales, son factores que han impulsado el crecimiento de las matriculaciones en el año 2020 hasta situar el parque de camiones a gas en 5.062 unidades, 5.372 furgonetas y 3.558 autobuses.
Destaca el incremento del 27% de camiones de GNL con respecto al año anterior, cerrando el año con 1.850 camiones de GNL.

Pero no menos significativo ha sido el avance de las matriculaciones de los turismos que usan gas como combustible. En la actualidad, alcanzan un parque cercano a los 15.501 vehículos en nuestro país (29.1% mayor que en 2019) de los cuales 3.543 se han matriculado en 2020 (un 36% menos que 2019), hay que tener presente que las matriculaciones descendieron desde el primer trimestre como consecuencia del Covid-19. Las Comunidades Autónomas en las que se han registrado más matriculaciones han sido la Comunidad de Madrid, Cataluña, Castilla-La Mancha, la Comunidad Valenciana y Andalucía.

Por otro lado, hay que destacar que la red de repostaje de gas natural ha continuado creciendo en 2020 incrementando la capilaridad en todo el territorio. Se han abierto 39 nuevas estaciones de servicio de gas natural, lo que suma un total de 99 estaciones de gas natural comprimido (GNC) y 64 de gas natural licuado (GNL) operativas actualmente. La previsión para 2021 es que el número de gasineras de GNC se incremente en 39 nuevas estaciones y las de GNL.

En 2020 se ha continuado impulsando la penetración de gases renovables (biometano e hidrógeno) en el transporte.
Un hito importante ha sido la puesta en circulación del primer autobús que emplea como combustible biometano procedente de una granja de cerdos en la ciudad de Zaragoza. El biometano es un gas natural de origen renovable, producido a partir de materia orgánica que puede sustituir total o parcialmente al gas natural acelerando el camino hacia la descarbonización, sin necesidad de realizar cambios en los motores o en la red de suministro.

A pesar de la pandemia, el desarrollo del bunkering de GNL en España ha continuado creciendo exponencialmente en el año 2020. En el territorio nacional se han realizado un total de 741 operaciones de abastecimiento de gas natural licuado (GNL) para ser empleado como combustible en buques, en las que se han suministrado un total de 122.058 m3 de GNL. Esta cifra supone cuadriplicar el número de operaciones realizadas en 2019.
También se han incrementado de 6 a 9 el número de puertos del territorio nacional que suministran GNL a buques de manera regular. En 2020 se ha realizado bunkering de GNL en los puertos de Algeciras, Almería, Barcelona, Bilbao, Denia, Huelva, Málaga, Tenerife y Valencia.

2020 ha venido marcado por importantes modificaciones regulatorias que, sumadas al apoyo de Europa para el desarrollo de infraestructura, serán factores determinantes para acelerar la incorporación de este combustible marítimo sostenible.

En octubre de 2020 entraron en vigor los nuevos peajes de bunkering de GNL aplicables al territorio nacional y que son los más competitivos de Europa.

También este año se ha anunciado el apoyo de la Comisión Europea a la estrategia LNGhive2 para la construcción de dos nuevos barcos de suministro de GNL que operarán en los puertos de Barcelona y Algeciras, mostrando así su respaldo al desarrollo del mercado de GNL como combustible marítimo.

Ambos hitos permitirán a nuestro país continuar consolidando su posicionamiento como referente de bunkering de GNL en Europa.
El elemento clave que favorece la expansión del sector del gas son sus virtudes medioambientales, al tratarse de la energía tradicional más respetuosa con el medioambiente. El gas natural es una de las energías que más puede contribuir a la mejora de la calidad del aire de las ciudades al reducir los niveles de NOX en un 80% y al no emitir partículas sólidas - generadas principalmente por el tráfico, la industria y los edificios -y reducir los niveles de SOx casi en un 100%.

Acceso doméstico
Aterrizando en las magnitudes físicas, con la gasificación de los 6 nuevos municipios incorporados a la red en 2020, la población con acceso a gas se incrementa en más de 60.777 personas.

Al finalizar el ejercicio, el número de municipios gasificados llega a los 1.811. Sin embargo, el potencial de crecimiento del sector es todavía elevado en España. Mientras el 80% de la población vive en municipios con gas natural, sólo el 31% de las viviendas cuentan con el suministro. Esta cifra coge más relevancia si se compara con la del resto de Europa, donde el 50% de las viviendas cuentan con suministro de gas.

Por su parte, la red de transporte y distribución de gas es un 70% más amplia en comparación con la de 2005, elemento que demuestra los esfuerzos del sector para llegar a más consumidores.

En 2020 la red alcanza los 94.344 Km. A partir de 2019 se incluyen las acometidas, que no habían sido tenidas en cuenta con anterioridad.
El crecimiento de las redes facilita captación neta de 32.653 nuevos puntos de suministro en 2020, hasta llegar a los casi 8 millones con los que cuenta el sistema gasista en la actualidad.  

El crecimiento continuado de las redes de transporte y distribución de gas es posible gracias al esfuerzo manifestado por las compañías gasistas para continuar invirtiendo en una energía abundante, segura y eficiente, desde un punto de vista ambiental y económico.

Durante la última década, la inversión total asciende a más de 6.590 millones de euros, lo que supone una media anual superior a los 659 millones. Además, el sector aporta el 0,5% del PIB y da empleo a 150.000 personas, de forma directa e indirecta.

Gas renovable
La UE incluye el gas renovable dentro de su estrategia de economía baja en carbono. En este sentido algunos países como Francia, Italia y Alemania han establecido distintos mecanismos para favorecer la investigación y construcción de plantas de biometano y pilotos de hidrógeno.

os últimos datos disponibles de 2020, indican que el volumen de biogás inyectado en la red de distribución de gas por parte de la planta de Valdemingómez fue de 103GWh, un 3% superior a 2019.

Con el fin de que el gas renovable pueda aportar todo su potencial de contribución al proceso de descarbonización, y a la consecución de los objetivos particulares de participación de energías renovables, resulta imprescindible la definición de una hoja de ruta que permita crear un ecosistema adecuado para el desarrollo del gas renovable, incentive su producción, la movilización de los recursos financieros necesarios y facilite la obtención de objetivos de producción.

Sedigas trabajó en una hoja de ruta del biometano para señalar qué aspectos hay que desarrollar para poder acometer los objetivos al 2030, como etapa intermedia al 2050, superando las dificultades regulatorias, de información, de expansión y sobre todo económicas, que actúan de barrera cara a un adecuado desarrollo.

Estos son los seis puntos en los que se desarrolla la Hoja de Ruta 2020-2030:
1. Desarrollo de una política de fijación de un objetivo de Estado
2. Alinearse con el marco normativo europeo
3. Desarrollo de regulación específica a nivel nacional
4. Fomento del desarrollo de investigación tecnológica
5. Desarrollo de mecanismos de ayuda
6. Integración de los stakeholders de la cadena de valor

El biometano refuerza la economía circular, aprovechando el digestato como fertilizante orgánico; contribuye a la generación de riqueza (284-472 M€/año al PIB), empleo local (15.000-25.000) y tiene un impacto positivo en la balanza comercial y en la generación distribuida.

El gas renovable (biometano e hidrógeno) inyectado en la red de gas permite almacenar energía eléctrica renovable utilizando la infraestructura gasista actual a la vez que aumenta la seguridad energética nacional.

En el mes de octubre 2018, IDAE presentó los datos de potencial disponible de biometano elaborados dentro del grupo de trabajo de biometano inyectado en red del MITERD.

Necesidad de que salga la hoja de ruta del biogás – biometano cuanto antes para que pueda desarrollarse el mercado del biometano.
El hidrógeno tiene la capacidad de convertirse en el nuevo vector energético y transformador del país.

El hidrógeno tiene el potencial de transformar a España en un país exportador de energía y es clave para desarrollar el “sector coupling”, el uso eficiente de las redes eléctricas y gasistas, para asegurar una transición eficiente y justa.

Según los informes de la Comisión Europea, España tiene la mayor capacidad de electrolizadores y plantas de metanización de Europa
La infraestructura gasista permitiría aprovechar el potencial renovable de nuestro país, dando lugar a una reducción de la dependencia exterior actual derivada del uso de combustibles fósiles.

Sedigas ha diseñado una hoja de ruta incluyendo la creación de un Think Tank. El lanzamiento del Think Tank fue el 24 de julio de 2020 y cuenta con la participación de más de 17 entidades incluyendo: AeH2, CNH2, FHA, OECC.

El objetivo del Think Tank es recopilar información y coordinar el conocimiento que sirva para impulsar la inyección de hidrógeno en las infraestructuras de gas natural como una alternativa real en el desarrollo del hidrógeno y por tanto una alternativa que contribuya a una transición energética que incorpore todos los adjetivos necesarios como eficiencia económica, garantía de suministro, sostenibilidad, etc.
Es necesario impulsar la aprobación de planes específicos para desarrollar la penetración de los gases renovables, incluyendo el biometano y el H2 (Medida incluida en el PNCCA --E.1.4.)

Es necesario intensificar la cooperación publico privada para desarrollar todo el potencial de crecimiento y empleo que puede generar el hidrógeno y eliminar las barreras burocráticas y administrativas que impiden su despegue.

Es necesario el desarrollo de una Plataforma para los certificados de GdO de los gases renovables tanto inyectados como no inyectados.


3. Seguridad de suministro
En 2020, los aprovisionamientos de gas natural alcanzaron los 368.569 GWh, lo que supuso un 12% menos que en el ejercicio anterior (419.323 GWh GWh). Los suministros en forma de gas natural licuado (GNL) continuaron con la tendencia de 2019 superando con creces a los de gas natural (GN). La entrada de GNL representó un 61% del aprovisionamiento de gas para el sistema gasista español.

Los 15 países proveedores de gas natural de España reflejan el alto grado de diversificación de aprovisionamiento. En cuanto al origen de los suministros, destaca los importantes aumentos registrados del gas procedente de Estados Unidos (16,3 % del total), convirtiéndose en el segundo proveedor español por detrás de Argelia con un 28,9%.

En este sentido, España es uno de los países con mayor seguridad de suministro de Europa, con un 36,5% de la capacidad de almacenamiento de gas natural licuado (GNL) de la UE. Esta característica es de gran relevancia si tenemos en cuenta que en Europa existen 4 países miembros (en la zona del Báltico y las regiones de la zona Central-Este y Sureste) que dependen de un único suministrador.

Este 2020, el Mercado Organizado del Gas en España, MIBGAS ha negociado 47,3 TWh negociados, el 13% de la demanda nacional. Durante este periodo, 39 empresas se dieron de alta en Mibgas incrementándose en un 37% respecto al año anterior; el número de agentes registrados ha llegado a los 144.El aumento de participantes en el mercado ha sido exponencial desde sus inicios en diciembre de 2015.

Sin lugar a dudas, 2020 ha sido relevante para MIBGAS dado que amplió su cartera de productos con el lanzamiento de la negociación de productos de GNL en el tanque virtual de balance (TVB), y en almacenamientos subterráneos (AVB). La puesta en marcha del TVB (la negociación de GNL en las seis regasificadoras españolas se aglutina desde abril en un único tanque virtual) supuso un hito en la negociación de productos de GNL, al ser la primera vez que un exchange como MIBGAS ofrecía una señal transparente de precios procedente de las transferencias de gas que, de forma anónima, se realizan en un tanque virtual. 

(Fuente: Asociacion Española del Gas - SEDIGAS)

Para más información contactar con Dpto. Comunicación

comunicacion@enerclub.es

91 323 72 21 (Ext. 2033)

asociados ejecutivos - Enerclub

Cepsa
Cepsa
Endesa
Iberdrola
Naturgy
Repsol
Viesgo